EL CAMINO DURO ASPERO Y EMPINADO

Marco Tulio CicerónPodemos decir que el “camino ha sido duro áspero y empinado” añadiríamos que con una pendiente elevada. Para amigos que con buena fe, que nos dicen que los venezolanos queremos “todo ya, ¡ instantáneamente !” con amabilidad sincera y natural, les replicamos que al contrario, tenemos un enorme paciencia, son casi dieciocho años de empujarnos hacia el comunismo y la miseria, y la gente ha aguantado inflación, pérdida del poder adquisitivo, escasez de alimentos y de medicinas, el hampa desbordada, y todavía sale a marchar pacíficamente. La violencia parte de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana que tienen impunidad, al igual que esos malditos colectivos compuestos por bandidos protegidos y armados por el propio gobierno.

 

Mientras tanto los políticos profesionales juegan a calmar la calle, con unas elecciones con lo cual están corriendo a facilitarle el trabajo al gobierno. Así, vemos un comunicado de la MUD donde por primera vez se denuncia la intromisión cubana en las FF.AA venezolanas, en las notarías, etc. A pesar de que internacionalmente, ya se considera una dictadura al gobierno venezolano, nos asombra el silencio del Papa Francisco que mira para todos los lados, pero no mira para acá nihil obstat que los obispos venezolanos han viajado a Roma a explicarle con lujo de detalles la cosa al pontífice romano.

 

El gobierno a través del parapeto monstruosamente anti-jurídico de la Asamblea Constituyente hasta dice que este organismo, debe aprobar primero las candidaturas para las elecciones, y ya vemos a alguien que con apoyo de AD y del MAS se lanza a candidato para gobernador en Aragua. ¡ De ilusiones también se vive y se auto engaña ! También Antonio Ecarri Angola, invita alegremente a votar, no importa que Smartmatic haya anunciado que se ha hecho fraude permanentemente.  Por cierto, que otra vez se está recordando en las redes sociales la muerte en extrañas circunstancias del dueño de esta empresa.

 

El sociólogo y diplomático, escribe  acertadamente en El Nuevo País, que:

 

Esta no es la dictadura gorila de derecha, en la cual los gorilas verdes al final transan por un exilio dorado o al menos plateado. Estos son unos pranes comunistas que juran todos los días “patria socialista o muerte” . Más una caterva de corruptos que siguen chupando de la flácida teta petrolera y que no quieren dar con sus huesos en una mazmorra. Muchos, oficiales de alta graduación. Todo mezclado con narcotraficantes, bandas criminales, guerrilleros y extremistas haciendo las suyas en un país sin control. Para no hablar de rusos y chinos. La lucha no es nada fácil.

 

Durante estas manifestaciones que casi fueron diarias, murieron más de cien personas, una por día, gracias a la vesania de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional Bolivariana, cuerpo mediocre y pirata a más no poder. ¿ Fue en vano el sacrificio de estos mártires por la libertad ?

 

Mientras tanto, agentes discretos del gobierno como Leopoldo Puchi, recomienda que deben reanudarse las conversaciones. Puchi, ¿ qué diablos da el gobierno ? ¿ libertad de presos políticos ? todos los días mete dos o tres. ¿ reconoce a la Asamblea Nacional ? No. ¡Para nada !  Y en cambio, la oposición según este descarado y confiscado agente del gobierno, debe ayudar al gobierno a establecer su maligno plan dictatorial.