Desconocer y desobedecer a títeres y colaboracionistas

Jesús Antonio Petit da CostaPor estar ambos en desacato de las decisiones firmes de la AN que declaran roto el orden constitucional (333), la falta absoluta de Maduro (233) y la ilegitimidad de todos los poderes públicos (350)
———————————————————-
Somos el único país de América cuya economía decrece a extremos nunca vistos, lo que indica su ruina. Somos el único país de América con escasez de alimentos y medicinas. Y el único con hiperinflación, la mayor del mundo. A consecuencia de ello, somos el único país de América con empobrecimiento general de sus habitantes. Somos el único país de América que padece “crisis humanitaria” por hambruna y desamparo en materia de salud. Estamos sufriendo, pues, la peor crisis económico-social que registra la historia nacional, razón suficiente para la salida forzosa de Maduro y su gobierno títere.
Pero sucede que somos el único país de América gobernado por otro. Nos gobierna Cuba teniendo de parapeto a un gobierno títere. Somos el único país de América donde se está implantando el comunismo. Y con este fin el gobierno títere es una tiranía despiadada. Somos el único país de América y del mundo bajo la tiranía de la delincuencia organizada. Somos el único país del mundo donde el narcotráfico detenta el poder político. Somos el único país de América donde se practica el terrorismo de Estado con bandas paramilitares. Somos el único país de América gobernado por una organización criminal, puesta al servicio de Cuba para el sometimiento de los venezolanos. Somos el único país de América donde se violan todos los derechos humanos, estando los ciudadanos en el mayor desamparo. Somos el único país de América con presidente y vicepresidente incluidos dentro de la Lista Clinton por violadores de los derechos humanos y por narcotráfico. Estas circunstancias, unidas a la crisis socio-económica, justifican forzar la salida urgentísima de Maduro y su gobierno títere, pero al mismo tiempo estas circunstancias la hacen imposible por vía electoral.
¿Cuál es la vía? La que impuso el pueblo a la MUD-AN, que se vio obligada a dar estos pasos iniciales: 1) Declarar (en oct-2016) roto el orden constitucional invocando el 333, por lo cual el gobierno títere es “de facto” desde entonces; 2) Declarar la falta absoluta de Maduro por abandono voluntario (09E-2017) con fundamento en el 233, a consecuencia de lo cual Maduro es un usurpador, que además preside un gobierno títere “de facto”; 3) Desconocer la autoridad de Maduro y de los demás poderes públicos (junio 2017) convocando a la desobediencia civil (350), lo que significa que todos los demás poderes públicos son ilegítimos.
Para confirmar que este es el camino correcto que debe seguirse hasta las últimas consecuencias, con el pueblo en la calle, fue convocada la consulta popular del 16-J, cuyo resultado es vinculante u obligatorio para la MUD-AN. Resultado: el pueblo dio la orden terminante de renovar todos los poderes públicos (desde luego, comenzando por la presidencia constitucionalmente acéfala) y convocar a los militares a respaldar el restablecimiento de la vigencia de la Constitución, reconociendo así que la salida será cívico-militar. Y para ratificarlo el pueblo hizo manifiesto, con la abstención masiva y militante en la elección de la inconstitucional Constituyente Comunista, su desconocimiento a la autoridad del gobierno títere y su voluntad de practicar la desobediencia civil.  
Para sorpresa general el cogollo colaboracionista de la MUD-AN decidió participar en las elecciones regionales incurriendo así en desacato a los citados acuerdos de la propia AN y a la orden dada por el pueblo consultado el 16J. Este desacato de la MUD-AN, igual al de los títeres de Cuba, nos obliga a desconocer también su autoridad y a desobedecerla. Y a coincidir con Ledezma y María Corina en abstenernos en las elecciones regionales, continuando así la desobediencia civil activa y masiva a la cual nos convocó la AN en junio pasado invocando el 350.   
Acatemos las decisiones de la AN y del plebiscito del 16J y por ello declarémonos en desobediencia civil contra títeres y colaboracionistas absteniéndonos en las elecciones regionales.

@petitdacosta