LA DESTRUCCIÓN DEL SUR

El desarrollo del sur de Venezuela se inició en los albores de la democracia a principios de la década de los 60. La creación de la CVG – Corporación Venezolana de Guayana – fue la decisión inicial que permitió desarrollar un número impresionante de proyectos. Entre otros destaca la planificación y construcción de Ciudad Guayana, que conjuntamente con Brasilia fueron las más modernas ciudades del continente. Asimismo la creación de la empresa Edelca – Electrificación del Caroní – adelantó el desarrollo de un gran proyecto hidroeléctrico consistente de cuatro grandes represas entre otras Guri – que fue la mayor del mundo- para servir electricidad al 70% del país. También se promovió la creación de la empresa Sidor para la producción de acero y productos derivados, que se convirtió en la siderúrgica integrada más grande de América Latina. En 1965 se pone en funcionamiento la empresa Alcasa, que utilizando los grandes depósitos de bauxita existentes en la región, se encarga de la producción de aluminio y productos derivados.  Además, la CVG plantó 400 millones de pinos en las sabanas del sur de Monagas y Anzoátegui para la producción de pulpa y papel. Toda esta acción del Estado Venezolano atrajo la instalación de múltiples empresas nacionales e internacionales, industriales y comerciales del sector privado, convirtiendo a Guayana en un primer polo de desarrollo en América Latina.

Hay que destacar que a principios de la década de los 70 durante el primer gobierno del presidente Rafael Caldera, el Ministerio de Obras Públicas adelantó un amplio programa de desarrollo en el entonces Territorio Federal Amazonas y el distrito Cedeño del estado Bolívar para atender a la población local y reafirmar la presencia del Estado Venezolano en esa región. Se realizaron estudios mineros que llevaron a detectar la presencia de minerales radioactivos, así como estudios agroforestales, viales y urbanísticos. Se construyeron vías de penetración, embarcaderos fluviales y pistas de aterrizaje. Entre otras actividades se instaló una radioemisora educacional que transmitía en castellano y varias lenguas indígenas para reafirmar la presencia nacional en esa zona. La contratación de un levantamiento aerofotográfico por el sistema de radar lateral permitió redefinir los límites con Brasil, incrementándose nuestra superficie en 4.440 km2.

¿Cuál es la situación actual?

El régimen de Chávez-Maduro abandonó la zona y estableció un programa de extracción de minerales llamado Arco Minero que cubre un 12% de la superficie nacional y no ha sido otra cosa que un foco de burda extracción de minerales, deforestación, contaminación de los ríos, contrabando, presencia de grupos irregulares, crímenes y gigantesca corrupción. La presencia de las fuerzas armadas nacionales se ha debilitado a tal extremo que un grupo de guardias fronterizos asaltó una población de la república de Guyana para robar comida, alegando tener 45 días sin recibir alimentos! ¿Qué no decir de las grandes empresas que se han atiborrado de personal inactivo y han disminuido su producción, la mayoria a menos del 10%? ¡La represa de Tocoma no se ha terminado aún después de casi dos décadas! …

¡Es la destrucción del Sur! ¡La destrucción sistemática del país!

¡ES TRAICION A LA PATRIA! ¡DEBEN SALIR!

JOSE CURIEL/TIEMPO DE RECONSTRUIR