EL ÍNDICE DE LIBERTAD ECONÓMICA

El índice de libertad económica, es un trabajo publicado bajo los auspicios del Instituto Frazer de Canadá. En su informe correspondiente al año 2017, presenta sus datos con las cifras disponibles en el año 2105.

Este índice abarca los datos de 159 países y territorios, abarca cinco áreas, a saber: tamaño del gobierno, solidez monetaria, libertad para el comercio internacional, y regulaciones de la economía.

Y se entiende la libertad económica, el derecho de las personas a elegir cómo emplear su tiempo y sus capacidades para moldear sus vidas.  Los valores fundamentales de la libertad económica son las elecciones personales , el intercambio voluntario y la definición y protección de los derechos de propiedad.  Cuando existe la libertad económica, las personas eligen qué van a consumir, y cuáles productos y servicios se van a producir y prestar. En Venezuela por ejemplo, la Constitución de 1999 y todas las anteriores,  siempre garantizaban la propiedad privada, pero el gobierno nacional expropió empresas sin siquiera iniciar un juicio de expropiación por causa de utilidad pública. Por lo tanto, aunque aparezca esa libertad económica en la Constitución en la práctica no existe porque es conculcada por el gobierno nacional, sin siquiera mediar la opinión o un juicio por el poder judicial.

Es bueno destacar que Fred MacMahon del Instituto Frazer estuvo recientemente en Venezuela, invitado por CEDICE y conversó personalmente con muchos representantes del área económica y de otras áreas comprobando sus indicadores. Lo conocí personalmente y podemos dar fe –sobre todo- de la cantidad de datos sobre el intervencionismo oficial en la economía venezolana.  De modo, que este documento no está confeccionado en un laboratorio secreto u oculto de cifras sin apoyo firme de la realidad comprobable. Sino todo lo contrario.

Para ese año de 2015, los países que disfrutaban de mayores libertades económicas eran Hong Kong (1er puesto), Singapur(2do puesto), Nueva Zelanda (3er puesto), Suiza (4to puesto), Irlanda (5to puesto), el Reino Unido (6to puesto),  Mauricio, isla de (7mo puesto), Georgia (8vo puesto), Australia (9 no puesto), y Estonia (10 mo puesto).  No es de extrañar que estos sean los países de más elevado ingreso per capital del planeta.

Así mismo, entre otros países importantes que figuran en este informe, se encuentran Estados Unidos y Canadá compartiendo el 11mo puesto, Alemania (23 avo puesto), Corea del Sur (32), Japón (39), Francia (52), México (76), India (95), Rusia (100), China (112), y Brasil (137).

En nuestra querida América Latina, entre las naciones con un mayor índice de libertades económicas, tenemos en primer lugar a Chile en el puesto 15 del mundo, y si no lo sabían es el primer país en producto interno bruto per capita en nuestra región. Siguen a Chile, Guatemala que está en el puesto 23, Panamá en el puesto 30, Costa Rica en el 35 y el Perú en el 43.

En la región, entre los que tienen menos libertades económicas están Bolivia (126), Ecuador (130), Brasil (137), Argentina en un puesto 155 cercano al de Venezuela que está en el último lugar de la clasificación (“ranking”), tanto del mundo como de América Latina, esto es, casi no tenemos libertades económicas, y por ello tenemos mucha pobreza, escasez de empleos productivos, fuga de talentos, y la mayor inflación en el planeta. Por cierto, desde el año 2000 Venezuela ha venido paulatinamente bajando en este poderoso indicador.

Quizá, donde impactan más los datos es en el área de la economía. Efectivamente, en el gráfico 1.11 del referido informe, los países que gozan de mayores niveles de libertades económicas, tenían en promedio un producto interno bruto per cápita de US $ 42.467 mientras que los que tenían menos libertades económicas su PIB per capita llegaba a         US $ 6.036 que es el grupo donde se encuentra Venezuela, Bolivia, Argentina y Brasil.  De igual, forma en otro gráfico del documento (1.15), los países con mayores libertades económicas , presentan un 2,26% de su población en pobreza moderada, y apenas un 0,98% en pobreza extrema; mientras que las naciones con pocas libertades económicas exhiben  un desconcertante y aplastante 48,90% de su población en pobreza moderada además de un 30,34% en pobreza extrema.  ¡ Ahí tienen el daño que hacen socialistas de todos los partidos y países !