REFLEXIONES DE UN VENEZOLANO DESESPERADO

Con  sentido crítico hemos revisado las acciones de gobierno dentro del marco de estudios serios y sistemáticos,  entre ellos el sistema electoral y sus efectos,  los indicadores económicos que sin duda alguna reflejan una realidad terrible de poderosa  influencia en los venezolanos, sus estructuras operativas y domesticas.  La percepción directa de las acciones del régimen  en la ofensa y desprecio hacia los seres humanos, el apoderamiento del gobierno por una gavilla sin patria ni soberanía, de la ofensa al venezolano común debido al  desprecio del régimen por las instituciones y las leyes; de las acciones de  una oposición que intenta ser oculta comprometida con las políticas del  gobierno, de líderes tránsfugas que se cambian de partido y son oportunistas a semejanza de ciudadanos que venden no solo a su patria, comunidad y familia por  un cargo público,  o por ciudadanos sin escrúpulos y sentido de venezolanidad que por hambre se tranza por un empleo o  una caja de comida, o simplemente, por el oportunismo de mucha genta cuyo interés es totalmente egoísta o  incluso de funcionarios que pretenden ser autoridad para convertirse en esbirros y asesinos  montados en un caballo de hierro.  También  hemos compartido con  líderes de facto que surgen de la nada para morir a manos de la gavilla armada, o son  presos por cualquier opinión o circunstancia  contraria al régimen,

Hemos visto todas estas acciones a veces  bajo protesta, otras con algarabía o rumiando nuestra desesperanza. Hemos visto a personas con formación inteligente que revisan permanentemente los esquemas del escenario nacional e internacional, que arriesgan diariamente su vida retando a los que dicen ser poderosos. Hemos visto todo eso  como si fuese una película de horror. También hemos visto como oportunidades importantes de cambio palanca de la transición colapsan debido al manejo interesado de los eternos oportunistas y deseosos  de poder comprometiendo su  alma  y la que no es de ellos por una prebenda  En resumen hemos visto de todo pasar por mucho tiempo inútilmente.

Una democracia como fórmula de gobierno no solo preserva la separación de los poderes, ella basa sus esquemas en la representatividad del pueblo soberano, en sus instituciones y en la Constitución  que garantiza como pacto social todos sus derechos ciudadanos y por derivación en su normativa legal mediante leyes, reglamentos y decretos. Esa representatividad es dirigida  por grupos organizados los cuales toman en consideración el  interés común donde los ciudadanos  comparten un curso de acción, que puede ser ideológico, o simplemente el desarrollo de una estrategia de poder para la acción dentro de las  actividades compatibles con la democracia. Los elegidos dentro de esas organizaciones entonces representan al soberano,  sus inquietudes, y ejercen  su vocería y accionan en cualquier nivel e Intentan representar la voz popular,  de su partido y procuran la coincidencias con otras organizaciones para integrar  una republica donde se preserven los derechos, la separación de los poderes, sus instituciones y todos los estamentos que integran una nación. Pero cuando esos representantes secuestran  esa representación para colgarse por largos años en el poder pierden toda representatividad, especialmente si han sido elegidos por organizaciones formales cuyo primer precepto es de elegirlos democráticamente. Perdurar entonces en un cargo valiéndose de todo por el poder y de representar a quien no representan se torna obviamente antidemocrático y conduce al abuso de poder.

Producto de las circunstancia actuales, y ante un régimen que viola todos los preceptos democráticos cuya explicación requiere todo un tratado, en general  son dirigidas por mafias que apoyadas en tácticas inmorales, anti éticas, y  corruptas  se apoderaron del gobierno bajo  banderas ilegitimas para imponer la anti democracia, el poder por el poder, el enriquecimiento  y la entrega del país a intereses extranjeros con los cuales comparten esa visión de destrucción, terrorismo, corrupción  y aprovechamiento, Esta reflexión nos lleva a revisar el ¿Por qué no hemos hecho los cambios necesarios?, ¿Por qué no hemos tenido éxito en desplazar a un régimen corrompido?  Habrá muchas explicaciones, pero relevantes hay unas cuantas:

En primer lugar, toda acción delictual se caracteriza no solo su violencia  apoyada en  la fuerza de sus armas, o el ejercicio del chantaje, la opresión y todas las formas conocidas del control, La fuerza armada como primer elemento es usada para proteger la acción mencionada, fue tomada desde dentro, con inserción de delincuentes en las instituciones, como militares militantes  Se les dieron prebendas y libertad  de acción para enriquecerse sin preguntar, a los cuadros medios libertad para hacer lo mismo a otra escala, y por último a la masa militar especialmente integrada por personas sin recursos mediante  la asignación de un cargo, uniforme, armas, carnets, alimentación seguridad social y el poder para ejercer su propia autoridad particular. Esa metodología en realidad deja de lado cualquier aspiración de los ciudadanos basada en que la fuerza armada debería garantizar la aplicación y preservación de la Constitución y sus Leyes; pero  a ellos, no les interesa y por esa simple razón no se involucran en cambio alguno, porque no les conviene dejar  la liberalidad concedida, no permitirán un cambio que los perjudica, que les ha dado un cheque en blanco y los ha puesto a manejar  la mayor parte de la administración pública en beneficio de su empleador y de sí mismo.

En segundo lugar, las fuerzas guerrilleras  del vecino país, negociaron en Cuba  la impunidad de sus criminales acciones la cual permitió su inserción en el aparato político colombiano y cuidadosamente dejaron que su ala radical pasara a Venezuela con el fin de preservar su poder  militar y financiero apoyada en el narcotráfico,  de preservar los dineros mal habidos, y disponer de una fuerza paramilitar mercenaria dispuesta a proteger  el estatus de sus intereses y de  un gobierno que favorece sus planes. Este movimiento se viste con ropa  democrática en su país y en el nuestro creando un partido político y se convenirte de hecho con el apoyo de la fuerza armada en un ejército de ocupación

En tercer lugar, el régimen sigue las directrices del  gobierno  cubano  usando un lenguaje progresista y propagandístico,   e intenta imponer el modelo comunista basado en una forma de dominación bien conocida diseñada originariamente en el denominado Foro de Sao Pablo, cuya instrumentación es la desaparición de los estratos sociales y de la meritocracia  usando la política de hambrear a los pueblos, marginalizarlos y  gobernarlos como esclavos, de tal manera, que el régimen venezolano  favoreció que un gobierno extranjero penetrara  los esquemas  de direccion  de todas las instituciones con estrategia  dirigida por  estafadores o chulos y además, con el objetivo de  imponer un modelo cuyos fines  es de preservar el poder de dominación regional, el narcotráfico generador de recursos, de penetración en los países que no le son favorables y de sostener las privilegios de la clase dirigente del partido. De paso, atacar al llamado imperialismo yanqui como fórmula de propaganda ejerciendo  directamente el  control  hacia la población, bajo los mecanismos usados en su país basadas en su experiencia la cual cubre más de medio siglo. Pues bien, Cuba, con todas esas características, invadió  el país, primero penetrando las empresas expropiadas  por el régimen venezolano, sean estas  estatales o privadas,  usa  la más refinada técnica comercial en más de medio millar de empresa donde actúan como  directores y accionistas. Luego procedió con  las instituciones públicas, especialmente las dirigidas al control de la nacionalidad  a través de los sistemas de identificación y así  proteger a un ejército invisible foráneo que se dicen venezolanos con derechos fraudulentos y que hace la diferencia en los resultados  electorales, controla los registros públicos y un sin fin de actividades estratégicas como son las petroleras, de explotación minera y  del transporte internacional  con la ayuda y complicidad de naciones comunistas,

Como si fuera poco, a las acciones anteriores el régimen se ampara en una alianza con rusos, chinos, Iraníes e Islámicos, y abre los frentes de colaboración  internacional a cambio de armas, dinero, petróleo, minerales preciosos, obviamente declinando sin rubor los derechos de la soberanía nacional permitiendo mas allá de los intereses económicos basados en el empeño de los recursos del país el  establecimiento de bases militares  e instalaciones logísticas en el  territorio nacional frente a las narices de los gobiernos regionales cuya seguridad nacional se verá indefectiblemente afectada.

Le reseñado es comprobable punto a punto, es una entrega total cediendo a la dominación de delincuentes con la complicidad de algunos opositores, del sometimiento y chantaje basado no solo en su mecanismo de defensa a través de la garantía armada representada por los ejércitos mercenarios de la FARC,  de Cuba, Irán y Siria complementados  con el apoyo estratégico ruso-chino en materia de comunicaciones aéreas, instalaciones satelitales y bases militares  conocidas en territorio criollo,

Ese cuadro da idea de la poderosa invasión de los barbaros los cuales  nos tienen contra la pared, Hemos denunciado y buscado  ayuda internacional, que no pasa de planteamientos formales ante la comunidad internacional,  pero es claro que los afectados en estas estrategias  no  pueden enfrentar sin argumentos a un ejército  de la magnitud expresada. Se ha hecho lo imposible en la denuncia y manifestar la angustia de un pueblo subyugado,  pero lamentablemente se ha hecho mediante estrategias fallidas, Se han hecho grandes  manifestaciones,   aguantado la miserable y mortal represión pero se ha volteado la mirada y se han aceptado negociones clandestinas y elecciones amañadas. Esas acciones, denuncias, acusaciones formales, salidas electorales, solicitudes constitucionales  no han logrado desplazar al régimen.

¿Cómo hacer?, es la pregunta frecuente del criollo de a pie que siente el poder del régimen,  que está consciente de su ruina y pobreza, de sus incapacidad de reacción, pero que al menos  ejerce la crítica y solo balbucea su insatisfacción; mientras tanto, el modelo sigue corriendo llevándonos  a las posiciones más miserables sin tener ninguna  voz representativa  o legitima  que se  aboque más allá del discursó y la negociación desventajosa a generar un cambio y una transición,

A estas alturas, la pregonada unidad se rompió en mil pedazos producto  de la implosión de sus integrantes que ha combatido la réplica y el poder de la palabra de grupos organizados, lamentablemente en algunos se ha atacado rompiendo incluso preceptos democráticos a los partidos, , y no a sus dirigentes, cosa que ya ocurrió en el pasado. Estos últimos enquistados en sus directivas por mucho años de manera dictatorial,  ejerciendo actividades autoritarias  A propósito de esto, no hemos ejercido la suficiente  presión para inducir el reemplazo de líderes  a quien nadie los eligió para la eternidad. Conocemos partidos, sindicatos, gremios e instituciones del estado, o  fundacionales donde sus directivas son eternas, que no ejercen la democracia  interna y hacen lo mismo a otra escala que el `régimen para aprovecharse, ejercer influencia, y acuerdos colaboracionistas incluso en beneficio personal.

La pregunta lógica es ¿Donde está la militancia o miembros de dichas organizaciones para exigir su desplazamiento y elegir a aquellos que sean verdaderos representantes de sus aspiraciones y angustias ante un pésimo gobierno? ¿Donde está la rebelión de la granja para sustituirlos?  Empecemos por ahí, o elegimos a los nuevos  líderes de la oposición en esta coyuntura o seguirán negociando a espaldas del pueblo.

El apoderamiento delincuencial del gobierno pretendiendo llevarse  por delante el concepto de federación, descentralización, balance de poderes, ausencia de controles públicos  no permitirá ningún cambio, mucho menos electoral  tan susceptible de maniobras y  sustentado en  las armas de un ejército comprado, apoyado en la invasión de miles de mercenarios de otros países, de funcionarios extranjeros  en posiciones de mando en territorio nacional, con la anuencia y compromiso de un colombiano, un palestino y un montón de atracadores desclasados que ostentan los más altos cargos de la administración pública,

¿Cómo sacar al ladrón armada de tus posesiones?, me perdonan, pero con el dialogo no es posible, es decir, hablar con delincuentes en un proceso de apoderamiento es inútil. Con iluminados es terrible  conversar, porque no podemos rebatir cuando se tiene la visión fanática del poder, es como discutir con un policía nacional  o un guardia nacional con el poder que  tiene.

Lo que viene es una masacre económica resultante en  ingresos paupérrimos, deterioro del  sistema de  salud, de educativo y la ruina total impuesta bajo la bota de los degenerados. Nos están  dando una paliza en nuestra casa y les respondemos con flores, si, somos come flores, es por ello, que la condición anterior nos conduce inevitablemente  a un colapso que nos obligará a hacer resistencia y a revelarnos, Esa rebelión nos llevara a  muchos a la muerte, la cárcel o el exilio, pero en un momento dado un  tercero intervendrá para evitar  la masacre y que nos maten a golpes,

Es clara la motivación de organizaciones las internacionales o incluso de gobiernos  para interceder en un hecho domestico,  pero es limitado el deseo de intervención  para proteger derechos nacionales inalienables. Como el tema fundamental es que  tenemos un ex país que se lo cogió el narcoterrorismo, los cubanos, rusos chinos y sirios que apoyan interesadamente a  la clase dominante y enriquecida, da el derecho a evitar la masacre de un pueblo el cual es una condición humanitaria y el de  intervenir especialmente cuando se pone en juego la seguridad internacional.  Estamos conscientes que  los mojigatos dirán que eso no se puede permitir, pero el asunto es que el mundo occidental, todavía lucha con el comunismo  y no pueden  tolerar esta situación  especialmente los efectos sociopolíticos que implica el descalabro económico, su impacto internacional, y el de la paz al permitir mantener  bases militares  rusas o chinas que ponen en riesgo la seguridad. Por ello, y por obra y gracia de unos  dirigentes apátridas, enriquecidos y sin escrúpulos nos  convirtieron  en objetivo militar.

Cualquier acción inducida o no por el pueblo venezolano generada  por  la rebelión, la resistencia y la consecuente  represión  tendrá consecuencias y se tomara como excusa perfectamente lícita para evitar el apoderamiento militar de naciones extranjeras de una cabeza de playa en Venezuela. Ello va  mas allá del nacionalismo y sus derivados de violación de la soberanía, Se trata de una acción militar que deberá someter a las bandas del  narco terrorismo que se apoderaron  de un país, de sus recursos y en franca complicidad con ideologías odiadas, por tanto, serán combatidas como cualquier territorio ocupado,  y los venezolanos ante esa circunstancia  tenemos ya no el deber de la denuncia, sino de boicotear y combatir la acción del régimen para podernos liberarnos de la opresión de las mafias.

Si  los venezolanos, no tomamos una acción debidamente planificada ante el atropello y la sumisión y no nos oponemos férreamente a las decisiones sobre los cuales no estamos de acuerdo, como  por ejemplo, el desprecio a la Constitución y a la promulgación de Leyes espurias producto de una Asamblea Nacional Constituyente elegida de manera fraudulenta no podremos acabar con la decidía y un modelo de gobierno tan opresor. La acción de calle es soporte de la desobediencia, y el tránsito por el camino que sea necesario para evitar que extranjero invasores aliados a gobernantes corrompidos  nos destruyan como pueblo como antaño  hacían los bárbaros cuando se apoderaban de ciudades y aldeas por la fuerza,  pero que ante tal situación eran repelidos por todas las formas conocidas.  Si, somos objetivo militar, ya no hay tiempo y entre ejércitos mercenarios y ejércitos de rescate estaremos en el medio.

Hasta cuando diremos que una, unidad integral  es imprescindible para una acción de rebelión, No nos queda otra, si no hacemos esto con liderazgos probos y de suficiente representatividad popular nos confinaran en el exterior, y  los que se queden serán marginales, funcionarios obligados o comisarios políticos. Tenemos ejemplos muy claros en el Caribe para saber, que la opresión dura muchos años si se ejerce la fuerza militar como lo que ya eta ocurriendo en Venezuela. Es un problema que se nos salió de las manos y entramos en la telaraña geopolítica de intereses de las grandes potencias y mientras tanto, las aves de rapiña repasan el ultimo hueso o como decimos en criollo, raspan la olla por si acaso y nosotros como ciudadanos muriéndonos de hambre y desesperación.